¿Que paises se enfrentaron en la segunda guerra mundial?


¿Que países se enfrentaron en la segunda guerra mundial?

Los países que participaron en la Segunda Guerra Mundial estaban alineados en uno de los dos bandos: los países aliados y los países de las potencias del Eje.

Los países aliados

que-paises-se- enfrentaron-en-la-segunda- guerra- mundial

¿Y entonces… Qué países se enfrentaron?

Inicialmente, los principales países aliados eran: Gran Bretaña, Francia (Francia Libre a partir de junio de 1940), Polonia, Canadá, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda. Un caso especial es la China, que estaba en guerra con Japón desde 1937. Como consecuencia de la invasión alemana, en abril de 1.940 se añadió Noruega, en mayo, los Países Bajos y Bélgica, y Grecia, que había sido atacada por Italia, en octubre de 1940.

La Unión Soviética tenía un pacto de no agresión con Alemania desde agosto de 1939 pero la invasión alemana, en junio de 1,941, hizo que entrara en guerra y sostuviera el grueso del esfuerzo de guerra contra Alemania, con la mayoría de muertos, y su papel decisivo fuera quien decantara el balance militar que marcó la derrota del nazismo en Europa. En diciembre de 1941 el ataque de que país japonés a Pearl Harbor hizo que los Estados Unidos de América entraran en la guerra en el bando aliado.

A medida que el conflicto se decantaba en contra de el país de Alemania, el número de que países que se enfrentaron por parte el bando aliado fue aumentando. Cerca del final de la guerra, los aliados pusieron como condición para entrar en las Naciones Unidas que los países declararan la guerra a Alemania y Japón. Esto hizo que el número de países aliados aumentara mucho, aunque la mayoría de estos carecían de relevancia militar y estratégica y no tuvieron ningún papel activo en la guerra.

Las potencias del Eje

En el otro lado de que países se enfrentaron se le conoce como Las potencias del Eje y eran Alemania, Italia y el Imperio de Japón. Después de la victoria alemana sobre Francia en junio de 1940, parte del gobierno francés decidió colaborar con los nazis, era la Francia de Vichy. Seguidamente, los países del este de Europa se vieron presionados por Hitler para que se unieran al Eje. Rumanía lo hizo en julio de 1940, Hungría, en noviembre siguiente y Bulgaria, en marzo de 1941.

Yugoslavia s se lo unió a regañadientes el 25 de marzo de 1941 pero dos días después hubo un golpe de estado anti-Eje que desencadenó la ocupación alemana del país. Otro caso especial es Finlandia, que declaró la guerra a la URSS pero no a ningún otro país y durante un tiempo se la consideró como aliado del Eje, por la complicidad de su gobierno con la Alemania nazi.

No todos los países del mundo se implicaron en la guerra. Algunos países, como Irlanda, Portugal, Suiza y Suecia, lograron mantenerse neutrales durante todo el conflicto. España también se declaró neutral pero, tras las victorias contundentes nazis de 1939 y 1940, cuando la victoria alemana parecía posible, cambió su estado a “no beligerante”, dando apoyo político y económico a las potencias del Eje y enviando la División Azul que se integró en la Wehrmacht. Sin embargo, Adolf Hitler nunca pudo convencer Franco para que entrara en el conflicto. El 1.943, cuando Alemania empezó a acumular derrotas, España volvió a declararse neutral.

 

Nuevas fronteras, nuevos estados.

Los países que vencieron establecieron las nuevas fronteras de los estados derrotados. Esto tuvo como resultado que millones de personas se encontraron de nuevo en territorio hostil y tuvieron que abandonar sus casas. El principal beneficiado fue la Unión Soviética, que ganó territorio a costa de Alemania, Finlandia, Polonia y el Japón. Polonia, país que fue compensado y recibió la mayor parte del territorio alemán en el este de la línea Oder – Neisse, incluyendo las regiones industriales de Silesia.

El país alemán fue dividido en cuatro zonas de ocupación cada una controlada por uno de estos estados: Estados Unidos, Reino Unido, Francia y la Unión Soviética. A medida que las relaciones entre los países vencedores se fueron deteriorando, las líneas de demarcación entre las zonas de ocupación se convirtieron fronteras estatales. Las zonas americana, británica y francesa se ​​unieron el 1949 para crear la República Federal de Alemania y la zona soviética convertirse en la República Democrática de Alemania.

La Prusia Oriental desapareció, dividida entre la Unión Soviética, Polonia y Lituania. Austria fue separada de Alemania para volver a convertirse en un estado independiente tal como era antes del Anschluss de 1938. La República Checa y Eslovaquia volvieron a ser unidas y se creó de nuevo el estado de Checoslovaquia y la región de los Sudetes estuvo incorporada. La región del Sarre se convirtió temporalmente un protectorado de Francia pero luego retornó a Alemania. Corea, que fue dividida en dos a lo largo del paralelo 38 por soviéticos y americanos, terminó convirtiéndose en dos países diferentes, Corea del Norte y Corea del Sur.

En las áreas ocupadas por los aliados occidentales, los gobiernos existentes antes del inicio de la guerra fueron restablecidos o se crearon nuevos gobiernos democráticos; en las áreas ocupadas por la Unión Soviética, incluyendo territorios de anteriores aliados como Polonia, se crearon más de un país comunista satélite de la Unión Soviética.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *